Siguenos en:

Cápsulas de Liturgia (3): Cómo recibir la comunión

Siguiendo con la serie de ‘Cápsulas’ sobre Liturgia, me gustaría tratar un tema que cada domingo viene a mi inquietud:  la forma en que recibimos la Sagrada Comunión.

Cuando comulgamos, estamos recibiendo a Jesús mismo en cuerpo, sangre y divinidad, bajo la forma de pan y vino. Para este encuentro sagrado, hemos de estar en estado de gracia:  en nuestro fuero interno conscientes de estar preparados para recibirle.  Nuestra actitud por tanto, nuestra presencia, nuestra preparación, debe estar a la altura de tales circunstancias. Ya haremos lo humanamente posible por lograr ese estado de Gracia para cual nos valdremos de la oración, del Sacramento de la Reconciliación, de vivir una vida tratando a cada instante de permanecer auto-enmendando nuestras caídas ya que indiscutiblemente cada día caemos.  Es bueno recordar que no hace falta ser Santo….la comunión frecuente nos ayudará a acercarnos a serlo.  Si lo pensamos bien, recibir a Jesús nunca lo merecemos, mas siempre lo necesitamos.  De forma tal que nunca permitamos que un sentir de indignidad sobre-dimensionado nos impida acercarnos a recibir al Señor.

Como parte de nuestra actitud y preparación en el momento de ir a comulgar, tratemos dentro de lo posible de no estar en la fila esperando para comulgar mientras saludamos a otras personas a nuestro alrededor, sino haciendo un acto consciente de recogimiento para tan sublime momento.  Debería estar de más decir que es inconcebible acercarnos a la comunión con algo en la boca.  He presenciado momentos en que el comulgante justo delante del ministro se saca un chiclet (goma de mascar) de la boca, para entonces recibir a Cristo.

Al llegar frente al ministro, éste elevará la hostia y dirá las palabras ‘El cuerpo de Cristo’, a lo que responderemos ‘Amén’.

Para recibir la eucaristía, tenemos dos formas:

La forma tradicional es recibirla en la boca, sobre la lengua. Es la forma preferida por la Iglesia y es la forma dictada por la Ley Universal, por lo tanto la norma vigente y válida en toda la Iglesia.  Para recibir al Señor en la boca, inclina tu cabeza un poco hacia atrás, abre bien la boca y saca un poco la lengua para facilitar que el ministro deposite la Sagrada Hostia directamente sobre ella.  Es realmente difícil colocarla en la boca cuando apenas abrimos la boca e inclinamos la cabeza hacia adelante, además de que corremos el riesgo de que se caiga la Hostia.

comunion-manoPodemos también recibir la Eucaristía en la mano, lo cual es una dispensa a la Ley Universal y permitida en muchos países.  Para recibir la comunión en la mano, debemos colocar nuestra mano izquierda, totalmente plana, sobre la derecha.  Nuestra mano izquierda, limpia y dignamente colocada cual ALTAR que recibirá a Jesús, sobre la derecha.  Una vez el ministro coloque la forma sobre nuestra mano izquierda, aún parados FRENTE al ministro, utilizamos nuestra mano derecha para tomar la comunión y llevarla a nuestra boca.  Debemos evitar salir caminando con el Señor en nuestra mano o tratar de tomarla en el aire (antes de que el ministro la deposite en la mano izquierda), para eliminar el riesgo de que la Santa Forma caiga al suelo.

En ese momento entonces nos retiramos a nuestro lugar en recogimiento a dar gracias a Dios por el privilegio inmenso de ser Sagrarios del Cuerpo de Cristo.

Si te gusta el artículo, por favor déjanos un comentario o suscríbete al RSS feed para futuros artículos.
Tags: ,

3 Respuestas

  1. GRACIAS SEÑORA GINIA, DIOS LA BENDIGA.
    SI SEÑORA HA HECHO UD. UN POMENORIZADO RECUENTO DE LOQUE ES Y REPRSENTA LA SAGRADA EUCARISTÍA, SACRAMENTO AL QUE CONVERGEN TODOS LOS DEMÁS SACRAMENTOS.
    ES ESTAR CLAROS DE LA RELIDAD DE ESTE SACRAMENTO, QUE DESINTERESADAMENTE LLAMAMOS MISA. PERO COMO DICE NUSTRO BIBLISTA SCOTT HAHN Y S.S. JUAN PABLO II+: ESTA CELEBRACIÓN, SAGRADA EUCARISTÍA, ES VIVIR, COMPARTIR, UN PEDAZO DE CIELO EN LA TIERRA.
    QUE GRANDE ES LA SAGRADA EUCARISTÍA, COMUNIÓN, COMUN UNIÓN: DIOS SE HACE O NOS HACE UNO CON ÉL… PRACTIQUEMOS MÁS LA SAGRDA COMUNIÓN LUIS /CON CARIÑO, DESDE C. N.

  2. JESUS HERNANDEZ MORENO says:

    GRACIAS POR ESAS REFLEXIONES QUE NOS LLENAN Y NOS HACE PARTICIPES DE ESE MOMENTO TAN EXTRAORDINARIO, ME SIRVE DE MUHCO PARA COMPARTIRLO CON MIS HERMANOS, DARE UNAS CAPSULITAS ANTES DE LA CELEBRACION Y ESTO ME SERVIRA DE MUCHO… MUCHAS GRACIAS… DIOS LOS BENDIGA

  3. Elizabeth says:

    se debe masticar la hostia o esperar a que se desintegre?

Responder

|