Mensaje Papa Francisco a las familias en su despedida de Cuba.

El Papa Francisco se despidió de Cuba en un ambiente familiar, donde agradeció el calor con que fue hospedado por el hermano país y su gente. Habla de la familia como ‘sentirse en casa’. Así deben ser nuestras familias:  un espacio donde nos sentimos acogidos, aceptados, comprendidos. Donde sentimos el calor y el cariño de los demás. Y esto no quiere decir que no tengamos diferencias de opinión, de proceder. Todos imperfectos, en la familia estamos llamados a apoyarnos unos a otros en busca de ser mejores cada día, pero siempre aceptando la verdad del otro, la realidad del otro, el proceder bien intencionado del otro. Siempre abiertos al perdón, a la empatía, a la tolerancia.  Siempre sabiendo que no hay otro lugar al que pudiéramos pertenecer donde pudiéramos sentirnos más acogidos en nuestra propia esencia, que en la familia.

También en la familia estamos llamados a recibir a otros.  A acogerles.  A darles de nuestro afecto. Igualmente cada uno de nosotros está llamado a hacer familia en otros, al visitar, acoger, entregarnos en compañía y afecto en momentos de necesidad o de celebración o por un simple compartir.  Estar.

Me ha gustado particularmente la forma en que Francisco nos llama a recordar que es en la familia donde se anida y fortalece la fe, la esperanza, la caridad.  Donde se aprende de solidaridad, de fraternidad. Es en la familia donde se construye comunidad y donde se aprende a dirimir conflictos, a negociar intereses, a equilibrar voluntades, a pedir permiso, a pedir perdón.

Francisco nos invita a valorar las familias de las que formamos parte y nos alienta a no tener miedo, a fortalecer los lazos familiares y a alentar a los más jóvenes a formar familia, llegado el debido momento.

Como siempre, el Papa Francisco también nos recuerda que necesita de nuestras oraciones. Oración por él, por el encuentro con las familias en Estados Unidos y por el Sínodo de Obispos que tendrá lugar proximamente en Roma.

Aquí les dejo el texto y video con las palabras de Francisco.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *