Lo único sobre lo que tienes control en la vida

En estos días ha caído en mis manos tanto material de lectura interesante, que no he logrado centrarme en uno solo!  Entre ellos, un libro que me obsequió una hermana querida que me regaló la vida (y el amor).  Es un libro titulado “Stick a Geranium in your Hat and Be Happy!“, de la escritora Barbara Johnson.  Tiene como coletilla “Pain is inevitable, but misery is optional” (El dolor es inevitable, pero ser miserable es opcional).  Es el tipo de libro que te presenta un enfoque testimonial de la vida, desde la perspectiva de alguien que , teniendo las situaciones y problemas que en mayor o menor medida tenemos todos, ha decidido vivir desde la alegría y con una actitud mental de felicidad.

Y tiene toda la razón la Sra. Johnson cuando dice que lo único que realmente podemos controlar en la vida es nuestra propia actitud mental.  Eso me hizo recordar una charla de Victor Kuppers que me fascinó, en el contexto de TEDx en Andorra hace un tiempo.  En escencia, un mensaje similar:  la actitud que DECIDAMOS tener ante cualquier situación de la vida, es DETERMINANTE y muy probablemente define cualquier resultado que podamos obtener.

Lo admito, ambos autores enfocan el mismo tema con un objetivo diferente. Mientras Kuppers va más al valor de la actitud ante cualquier situación, especialmente en el marco del día a día de la vida – y el trabajo -, Johnson (al menos hasta donde he leído), lo enfoca de cara a los problemas y situaciones de dolor.  Pero al final de cuentas la moraleja es la misma y deberíamos hacerla un credo que repitamos día a día, momento a momento, hasta que lo tengamos grabado en los huesos del pensamiento [ yo y mis juegos de palabras]:  lo único que podemos controlar realmente en la vida es nuestra ACTITUD mental frente a ella.  Y eso, queridos amigos y compañeros de camino, es una DECISIÓN. Cada uno de nosotros tiene la opción de ser miserable ante las jugadas difíciles o tristes de la vida, o plantearse una actitud diferente, positiva.  De este modo, puedes ser tan feliz como decidas ser.

Habrá situaciones en nuestra vida en que sea muy difícil adoptar una actitud positiva…..pero con la Gracia de Dios, siempre es posible.

Aqui les dejo el video de la charla de Victor Kuppers.  Son 20 minutos muy bien invertidos!

Bendiciones!

¿Cuál es la diferencia?

Hace tiempo recibí un email, de hecho más de una vez, que habla sobre la diferencia entre los países ricos y los países pobres.  El fin de semana pasado lo recibí nuevamente, en esta ocasión sellado por una Universidad en Perú,  y quiero compartirlo porque encierra una verdad ineludible de la que deberíamos ser conscientes si queremos prosperar y convertirnos en un país donde tengamos oportunidades.  Y esto es válido para toda nuestra América Latina, que sumida en la pobreza, en la inequidad, en la desesperanza, muchísimas veces ve a sus jóvenes cruzar las fronteras hacia otras latitudes buscando mejores oportunidades, mientras nuestros países se van quedando con la fuerza laboral saliente y con los que, no encontrando oportunidades fuera, vuelven cabizbajos o tachados de delincuentes a caminar nuestras calles.

Continue reading “¿Cuál es la diferencia?”

Don Bien y don Mal se pelean

Si hay algo de lo que estoy segura es de lo siguiente….y perdonen el lenguaje pseudo-matemático.  Es como un teorema…o tal vez un corolario:

1.- Si creo que existe el BIEN (no importa el nombre que le pongamos)
2.- Necesariamente debo creer que existe el MAL (sigue sin importar el nombre que utilicemos para identificarle).

Pues les cuento que don Bien y don Mal…..no se entienden.  Esos dos echan el pleito a diario…saben por qué?

Continue reading “Don Bien y don Mal se pelean”

Si no ahora, cuándo?

A veces me sorprende cómo nos pasamos la vida esperando momentos espectaculares para disfrutarla.  Cómo pasan días y días y no nos fijamos en los detalles que hacen que nuestra existencia merezca la pena.  Luego, como un rayo llega de repente un evento que nos voltea la torta y aquella ‘felicidad’ utópica se esfuma, se escapa.  Sólo cuando logramos superarlo caemos en la cuenta de que cada minuto es válido, cada momento cuenta, cada mirada, cada sonrisa, el simple hecho de abrir los ojos en la mañana y poder ver …

Continue reading “Si no ahora, cuándo?”